Spanish Arabic Dutch English French German Italian Japanese Russian

Los pocos hombres que se registran mayores de 21 años (guerras, trabajos peligrosos, etc). La alta valoración que tradicionalmente se ha dado al hombre, puede estar influida por este factor.

La proporción tan elevada de población en el ejército (de 18 a 24 años) sin realizar tareas productivas, etc…

Aparte de estos datos, considera a nuestro pueblo como en espacioso y saludable valle circundado por sierras; clima templado, padeciéndose más comúnmente pulmonías y afecciones de vientre.

Tenía 250 casas, dos fuentes, una con tres caños en la plaza de Banduro, y otra con cuatro al fin de la calle principal, en dirección al camino de Palma; cárcel ruinosa, sirviendo de Casas Capitulares una habitación de la casa – palacio del Marqués de la Puebla; pósito con unas 90 fanegas de trigo, resto del considerable fondo que tuvo en otra época, y nombra la deuda del Ayuntamiento: 459 reales.

Disponían de dos escuelas de niños y una de niñas y un pequeño albergue ruidoso, para mendigos transeuntes.

Una iglesia parroquial (Sta. Mª de las Huertas), dos ermitas (Santiago y Santa Ana), y otra ermita rural (Ntra. Sra. de los Remedios), arruinada.

El terreno lo califica como de quebrado y mediano para sembradura, pero muy a propósito para plantíos de viñas y olivares; abunda el monte bajo y alto (encinas, alcornoques y quejigos).

Le bañan los arroyos Gualbacar (Guadalbalcar) y Retortillo, aprovechando el agua “algún tanto” para riego; tiene cada uno un puente, el segundo ruinoso.

En el término hay 7 fuentes, sus aguas y las de la población son de la mejor calidad. Destaca la del huerto llamado del Agua – blanca, saludable para las enfermedades venéreas si se toman baños en su alberca.

El correo se recibe de la estafeta de Palma, dos veces por semana.

En agricultura destaca la producción de trigo, aceite, bellota y cereales.

En ganadería señala el ganado cabrío, lanas, de cerdo y vacuno.

Resalta como riqueza, la existencia de toda clase de caza.

Hay también una mina de plata abandonada.

En industria, nombra la existencia de tres molinos harineros, cuatro vigas y tres presas para moler la aceituna.

Llaman especialmente la atención:

La contradicción que existe al considerar de gran calidad el agua de las fuentes del pueblo y señalar las afecciones de vientre como uno de los padecimientos principales de la población.

La importancia que da al camino de Palma y la estrecha colaboración con esta población.

Que no tuviesen edificio para nuestro ayuntamiento o casas capitulares.

La importancia que da a la ermita rural de Ntra. Sra. de los Remedios.

La importancia de las viñas y de los molinos harineros, aprovechando la orografía y los arroyos .

La existencia de aguas medicinales en nuestra localidad, etc.

En algunos aspectos hemos avanzado de forma espectacular, pero en otros, podemos decir que nos hemos quedado anclados en el siglo XIX. Me refiero a que aún hoy sean las afecciones de vientre un problema en el pueblo. Hoy se puede señalar como culpable, entre otras causas, el tener motores de gasoil extrayendo el agua potable de la fuente de la Licea. La utilización de estos motores genera fugas de combustible y aceites que, aunque se esfuercen los operarios, acaba yendo a las aguas que bebemos y afectando a nuestra salud en la forma que todos conocemos y padecemos, gastroenteritis, colitis, etc.