Spanish Arabic Dutch English French German Italian Japanese Russian

   Nunca pudo imaginar que a los 11 años, un accidente de tráfico que tuvo su madre, fuese el que le abriera el camino a lo que ha sido su profesión: La costura y el diseño de moda flamenca.

   Ese mismo año, se acercaba la Feria de agosto, y no disponía de vestidos apropiados para la misma, su madre le pidió a la costurera, Carmelita la Afrosa, que le hiciera un vestido a cambio de que le ayudara en su taller. Esta experiencia despertó su pasión, su curiosidad e inquietud por la confección, a raíz de ello siempre le tuvo una gran gratitud a Carmelita, por la gran puerta que le abrió.

   A partir de este momento se comenzó a realizar sus ropas y vestidos, y eso dio paso a que empezó a realizar trabajos, al principio,  para otras personas conocidas, y después para todo el pueblo. Todo esto la animó a realizar un curso por correspondencia.

   El sastre loreño Manuel Díaz Vera le enseñó el dominio de la técnica con las chaquetas masculinas y un modisto palmeño le enseñó lo propio con las chaquetas femeninas.

   Su actualización profesional ha sido permanente, ella manifestaba que la tenía innata, pues en casa no había nadie que se hubiera dedicado nunca a la costura, corte, ni confección. Por ello consideraba que había siempre podido enfrentarse a todos los retos con optimismo e ilusión y, había triunfado aportando innovaciones.  

      Al principio tuvo una trayectoria profesional que abarcaba  la costura del bebé, monos de trabajo, chándal  y vestidos de serie y de todo tipo.Aunque no eran trabajos que le gustaran demasiado, sí desarrollaron sus habilidades, técnicas y la soltura con la máquina de coser. Así, poco a poco ha ido adquiriendo amplia experiencia profesional, comercial y personal.

     Ser autodidacta le desarrolló la capacidad de controlar todas las fases del proceso de confección de sus trabajos: elección de tejidos y materiales, diseño y patronaje, corte y confección. Todo ello con gran originalidad en sus creaciones, patrones muy novedosos que realzan la figura femenina con impecables detalles que consiguen un equilibrio entre comodidad y elegancia. Vanguardista que ha sido capaz de llegar a muy diversos gustos por su creatividad y fantasía. Y nos decía: “Todo lo tengo en mi cabeza y me encanta jugar con los tejidos en la mesa de corte y hacer pruebas en los maniquíes”. “Siempre me han inspirado los tejidos, yo veía y me imaginaba ya cómo sería el vestido”

   Constituye el 15 de octubre de 2003 la Sociedad  Limitada de Diseño de Moda y Patronaje: Loly Vera.

   La participación en Canal Sur, dentro del programa “Generación XXI”, le permitió en 2005 presentar su colección en el Salón Internacional de la Moda Flamenca, celebrado cada mes de febrero en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla,  idea sugerida por ella al presentador Manuel Campos Vidal. Ha participado 15 años en el SIMOF, con novedosas colecciones como Candela, Alerce, Carpe Diem, Ojos Verdes, Beso Flamenco, Andalucía (precisaría ella sola un artículo completo), o la última: “La fuerza del color” dirigida a personas que buscan delicadeza y con la utilización de aplicaciones florales de carácter artesanal. Estuvo compuesta por 20 vestidos, caracterizados por colores vivos y optimistas, con cabida para tonos pasteles; aunados a hechuras sencillas y favorecedoras en simbiosis con cuerpos entallados, faldas amplias y generosas, con mangas que ganan amplitud a la altura del hombro.

   Su participación en el SIMOF, le ayudó a aumentar la clientela, evolucionar y estar actualizada en un mercado tan exigente.

   Loly ha vivido siempre en nuestro pueblo y aquí ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional con una humildad ejemplar.  Su colaboración con diseños lucidos por concursantes de los programas de Canal Sur, “La Copla” y en “Yo soy del Sur”, han dado a conocer a La Puebla de los Infantes en un sector de población que hoy, con el turismo rural, nos proporciona tantas visitas e ingresos. Con todo nos demuestra, una vez más, que se puede triunfar en cualquier aspecto de la vida (incluida la moda), aún siendo y viviendo en un pequeño pueblo.

   En 2008 estrenó tienda en Sevilla y dio a conocer una colección de trajes de primera comunión con aires flamencos, junto a una colección de moda flamenca. También diversificó sus creaciones y confeccionaba trajes de novia y de fiesta por encargo. En todo mostraba un estilo y un sello propio; en la moda flamenca: el encaje, el volante, los flecos… En 2016 disponía ya de puntos de venta en La Puebla, Sevilla, Andújar, Algeciras. Málaga, Ronda, Madrid y Barcelona.

   En esta fecha declaraba que: “Ya he cumplido mi sueño” “Para mí no hay mayor satisfacción que vestir a una mujer y que ella se sienta guapa” “Ahora mi única aspiración es seguir trabajando día a día” 

     Todos estos frentes abiertos no evitan que cuando se le pide colaboración para cualquier actividad en su querida Puebla, no duda en ofrecerse. Botón de muestra son las pasarelas previas a la Feria de agosto, que viene celebrando la Hermandad de la Vera Cruz y las que ha celebrado con la Hermandad de la Soledad.

   Colaboró desinteresadamente con hermandades y otros organismos en Ceuta, Los Barrios, en el Cante de Las Minas, Murcia, Barcelona… y ha ayudado a otros diseñadores que le faltaba algún complemento o cualquier tipo de ayuda para sus pasarelas. Lo pueden corroborar los diseñadores Antonio Gutiérrez y Ana Morón.

   El 21 de marzo de 2017, el Ayuntamiento de La Puebla de los Infantes homenajeó a nuestra querida diseñadora Loly Vera. Para ello celebró un acto en el Teatro Cine Andalucía, donde se le entregó una placa de reconocimiento y en el que se pudieron presenciar varios de sus diseños. El acto fue presidido por nuestro alcalde, José María Rodríguez Fernández. Contó con la presencia de la modelo y empresaria Raquel Revuelta y con la coplista Mari Carmen Molina.

   Aparte de su participación en SIMOF, donde ganó reconocimientos como el de “El Marqués de Cáceres”, perteneció también a las asociaciones Qlamenco y Mof&Art , donde era enormemente querida y admirada. Muestra de ello son las declaraciones de sus presidentes y directores cuando conocieron su fallecimiento:

- Raquel Revuelta, directora de Doble Erre y fundadora de SIMOF: “…Mujer encantadora, dulce, cariñosa, seria y comprometida con su profesión… disposición excelente… me he vestido con sus trajes…”

- Pedro González, director de Qlamenco: “Mujer noble, tremendamente discreta, férrea voluntad y conocimiento de los medios… Deja un legado de seriedad y vuelta a la tradición…era una señora con ética profesional y personal y una excelentísima compañera… disponibilidad… cuando los diseñadores jóvenes tenían dudas se le llamaba a ella…”

- Pilar Vera, presidente de la asociación Mof&Art: “ Después del desfile en Andújar Flamenca el pasado 16 de febrero comenzó a estar mal y fue ingresada… mujer extraordinaria, silenciosa pero cuando hablaba sabía lo que decía… trabajadora, cariñosa… su falta se va a notar mucho”.

- Ángeles Espinar: “Gran madre, esposa y compañera, servicial, carismática, estupenda profesional y gran diseñadora… estarás en nuestros corazones siempre”.    

   Con la desaparición de Loly en pleno virus chino, la empresa queda fatal, todo comprado, no se vende nada y hay que pagarlo todo… y los impuestos que están por venir.

  Patricia, con la ayuda de su hermana y de su padre, ven que la salida está en la otra fuente de ingresos que ha tenido su familia: el olivar. Tras encomiables e ingeniosas gestiones aparece “El Dedal de Lisbona”, aceite de Oliva Virgen Extra en sus dos variedades: Lechín y Picual. El éxito resulta espectacular, pues resultan ser dos aceites con una textura, frescura, paladar y aromas excepcionales.

  También continúan con el legado de su madre, pues la colección está completa y el estado de alarma la paralizó cuando tenía un éxito arrollador, así que cuando esto acabe, reiniciarán las ventas e irán al próximo SIMOF que se celebre aportando innovaciones basadas en su enciclopedia, tratando de continuar su estela.          

   Como persona y como diseñadora de moda Loly Vera es y será un punto de referencia para creadores de hoy y del futuro, sobre todo de nuestro querido pueblo. Recordemos cuando le preguntaban por su inspiración:    “Cuando me preguntan en qué me inspiro, no puedo decir concretamente en qué, sí me siento muy identificada con mi tierra y con mis orígenes. Soy de La Puebla de los Infantes, un pequeño municipio donde es muy importante el olivo. Y eso da mucho significado al carácter de mi firma, como es la perseverancia y no rendirse, y es que este árbol es muy agradecido a pesar de las sequías e inclemencias del tiempo, siempre se mantiene verde y echa fruto”     

   Por todo ello sugiero a nuestra corporación municipal, que tenga en consideración el nombre de LOLY VERA para la nominación de una calle, plaza o parque en nuestro callejero.                                

                                                                                                 José María Rodríguez Sorroche-21

 

Pié de foto:  

 LOLY VERA: “SU ÚLTIMA SONRISA” después del desfile de “Andújar Flamenca” el 16 de febrero de 2020.